Damián Ayma Zepita “El fotógrafo itinerante”

La familia de los Ayma tienen un sistema de parentesco bastante amplio, quienes además de tener prácticas particulares como agricultores, pastores de altura, parteros, profesores, comerciantes, entre otros, fueron y son fotógrafos. Dentro del árbol genealógico de los Ayma se observa la existencia de tres homónimos, cuyo trabajo se albergará en el Museo Nacional de Etnografía y Folklore, y se presentará junto a un catálogo el miércoles 10, a horas 19.00.

El paso vertiginoso y ágil de Damián Ayma en diferentes locaciones que van desde las agrestes alturas donde los mineros dejan su vida pasando por las zonas agrícolas y pastoriles, que provocaron a los seres humanos ablandar su entorno natural, hasta los valles, yungas y amazonia, en disímiles períodos del año, a lo largo de 50 ciclos anuales ha tenido un resultado fabuloso: uno de los fondos fotográficos más grandes y formidables de la historiografía andina que suma las 5. 172 unidades documentales, en diferentes soportes y formatos visuales.

FOTÓGRAFO QUE LUCHÓ CONTRA EL CLIMA

Mientras unos trabajaban en la comodidad de sus estudios fotográficos, controlando la luz a voluntad, teniendo a disposición todos los insumos para el registro y revelado fotográfico, Damián Ayma estaba expuesto al medioambiente, a los cambios drásticos de luz, al sol intenso del altiplano que en el tiempo frío es terriblemente luminoso, característica odiada por los fotógrafos por la intensidad incontrolable de la luz.

COLECCIÓN DE FOTOGRAFÍAS

Desde 1989 y por el lapso de varios años, el Musef logró adquirir una colección de fotografías directamente de su creador, originario de la región de San Agustín de Toledo, provincia Saucarí del departamento de Oruro. El contenido importante de este fondo, como fuente primaria etnográfica, generó el interés de llevar adelante una exposición fotográfica que valore la memoria histórica y el papel de uno de los primeros fotógrafos-etnógrafos empíricos bolivianos que dejaron para la perpetuidad imágenes de Bolivia en diferentes contextos y acciones.

“Aproximadamente hace dos años, cuando trabajábamos en los archivos fotográficos del Musef con un equipo multidisciplinario de investigadores y catalogadores, con el tema de las vestimentas de las mujeres indígenas, consultamos el fondo de Damián Ayma Zepita, para esa oportunidad escogimos 33 imágenes, empero la calidad e impacto visual de su obra comprometió al equipo en considerarla para una futura exposición e investigación, ese fue el origen de esta publicación”, comentó Milton Eyzaguirre Morales, jefe Unidad de Extensión del Museo Nacional de Etnografìa y Folklore.

HOMENAJE

Este catálogo es un homenaje a Damián Ayma Zepita, inspirado también en la obra de otro fotógrafo indígena de gran calidad artística, Martín Chambi, famoso retratista peruano que nació en 1881, cuarenta años antes que Damián. “Aunque probablemente Ayma no conoció la obra de Chambi, sus historias entretejen sus tramas, ambos de cuna andina (a pesar de los apellidos españoles de Damián), tuvieron el primer contacto con una cámara fotográfica producto de la llegada de extranjeros para la explotación minera, Martín cerca a su lugar natal Coaza en Santo Domingo Mining Company y Damián en Colquiri. Estos acontecimientos similares marcaron el futuro de sus vidas porque retrataron el pasado de nuestros sueños, documentaron lugares y momentos que describen su entorno social, ambos reponen una historia alternativa, la historia ‘no oficial’”, relató Eizaguirre.

PUBLICACIÓN

El superar dificultades, de investigación fue la premisa en el diseño del catálogo que se presentará el 10 de este mes, en el Museo Nacional de Etnografía y Folklore.