Semana Santa se inició con Domingo de Ramos

La población del país participó de diversos actos religiosos este domingo, dando inicio a la Semana Santa, una de las más importantes celebraciones del mundo católico, que recuerda la entrada triunfal de Jesucristo a Jerusalén. Los feligreses compraron palmas en las iglesias en señal de regocijo por este acontecimiento.

Como cada año, el Domingo de Ramos en todas las parroquias del país se celebra la entrada de Jesús a Jerusalén, donde los fieles acuden a los templos para hacer bendecir las palmas, mismas que sirven como un elemento simbólico del acontecimiento religioso, pero que también representa la fe católica.

De acuerdo con el Evangelio Canónico que se leyó en las iglesias, la entrada de Jesucristo a Jerusalén describe el momento en que Jesús de Nazaret entró triunfalmente allí, en medio de una multitud que lo aclamaba. Antes de entrar a Jerusalén, Jesús se detuvo en Betania y Betfagé.

UN BURRITO

El Evangelio de Juan añade que cenó con Lázaro y sus hermanas María y Marta. Ahí, se describe que Jesús envió a dos discípulos a la aldea más cercana, con órdenes de recuperar un burrito que había sido atado, pero nunca montado y dijo: “Si os preguntan, decid que el Señor necesita el burrito, y que les será devuelto luego”.

La devoción de la población se advirtió en la iglesia de San Francisco y en todos los recintos religiosos. Una visita de EL DIARIO a varias iglesias permitió aproximarse a los feligreses, quienes en acto de contrición se sustrajeron en profunda reflexión y meditación, pero también de alegría, porque las lecturas bíblicas recordaron el mensaje de vida de Jesucristo.

Los fieles esperaron atentos el momento en que el sacerdote bendijera las palmas para tener el símbolo del inicio de la Semana Santa dentro de sus hogares. Los creyentes colocan palmas en las puertas y en otras parte de la vivienda en señal de esperanza y regocijo.

La Semana Santa continuará el Jueves Santo, donde la población nuevamente revivirá la tradición de visitar 14 iglesias, luego el Viernes Santo que marca la muerte de Cristo y su resurrección, el Domingo Santo.

Fuente: El Diario.